lunes, 4 de junio de 2012

En Rosa

No es un color que me guste especialmente, pero al hacer unas planchas en degradé, surgió así, y me ha gustado el resultado.
Tenía un cortador para galletas, en forma de Clave de Sol, que nunca había encontrado la ocasión de utilizarlo, y unas cuentas de bronce con el mismo motivo, con las que había confeccionado un sello.
Fue como una inspiración musical. Un marmoleado, unos cortes, un leve esfuerzo para aplicar el sello, y todo vino rodado.

Luego, con otros sellos de confección propia, este colgante curvo salió como por arte de magia, con su Niño y Niña que parece que van de la mano.
Y luego, rebuscando, apareció el sello del Circuito, que no lo había utilizado nunca, pero que creo que queda bastante vistoso.
 Y con la churrera, por último, este tejido de punto en jaspeado rosa y blanco, que le ha encantado a una amiga.

Pues aunque el rosa no sea Santo de mi devoción, en este caso, creo que dí en el clavo.

Besitos Dulces.


1 comentario:

Arte Friki dijo...

Tengo que admitir que a mí el rosa tampoco es que me haga mucha gracia pero aún así las piezas son chulísimas. Da gusto pasar a ver las maravillas que haces :D