domingo, 26 de junio de 2011

Mi compra de artículos por internet

Nada hay mas emocionante, tanto para mí como para mis hijos, que suene el portero y el interlocutor diga que es el cartero con paquetes.

Después de estar varias horas, a veces incluso días, frente al ordenador, seleccionando telas, materiales varios para confeccionar paneles, quilts, bolsos, broches, y todo lo que pase por nuestra imaginación; después de eso digo,... me doy cuenta que me he olvidado de pedir también .... algo, porque siempre se olvida algo.
Me confirman el pedido, entendido a duras penas, porque  no hablo inglés a la perfección.
Y espero..., bueno, esperamos, porque para los niños también es divertido.
Como digo, cuando suena el portero y sabemos que es el cartero con paquetes,...
¡Que emoción!


Corremos todos a la puerta, a ver qué es lo que nos trae, cuántos paquetes, yo abro éste, yo abro el otro, y así durante un rato, que se nos hace interminable, hasta que nos toca abrir el nuestro y ver el contenido. (Algunos proveedores envían un obsequio en el interior, y a mi hija le encanta ver las sorpresitas, porque las telas las pidió mamá, pero el regalito puede ser para mí, si es un boli, o un dedal, o un calendario, o un lápiz, o un llavero que viene desde EEUU, en inglés, con una dirección extrañísima).

Después llega el momento de separar las telas por colores, lavarlas, (sobre todo las oscuras que pueden soltar tinte, ponerles sal en el último enjuague para que fije el color), planchar, etc... Pero eso lo hace mamá (yo), que es muy aburrido, y da mucho trabajo.

Pero ese momento, en el que estás espectante para abrir tu paquete, es tan intenso, que todo lo demás sobra.

En este caso he pedido pocas telas, porque no me hacían falta, pero sí muchos accesorios para la confección de bolsos, como asas y complementos metálicos, y mucho, muchísimo papel adhesivo de doble cara, porque es más económico que comprar en las tiendas de Tenerife.

Así que ahora toca ponernos manos a la obra.


2 comentarios:

ADRIANA dijo...

EStoy deseando ver lo que harás con todas estas cosas bonitas!!!
Me alegra que compartas estas emocines con tus niños, a todos nos pasa lo mismo cuando recibimos un paquete por correo
Un besote!

Marta dijo...

¡Qué compras tan bonitas!
Llevas razón aquí en Tenerife no hay muchas tiendas donde comprar, yo tambien acudo a internet de vez en cuando.
Besitos y por aquí me quedo viendolo todo.