martes, 14 de junio de 2011

Peticiones y encargos

Ultimamente me abruman las peticiones que me hacen amig@s para regalos y demás, porque casi no tengo tiempo de atender todos los flancos.
Por eso, de vez en cuando me paro, me doy un respiro, dosifico las acciones y organizo el futuro más cercano, que es dos días como mucho.
Así me planteo viernes tarde, sábado y domingo para hacer fimo, que es cuando puedo tener pleno acceso a la cocina, porque no tengo un lugar sólo y exclusivamente destinado a taller... Lunes y martes tarde a montaje de abalorios... Miércoles y jueves tarde a patchwork... Siempre que no se me cruce algo por medio.
Como vengo diciendo, no tengo un espacio para mis actividades, y debo invadir en ocasiones la cocina con todos los artilugios.
Cuando mi marido y mis hijos me ven pasar por delante de ellos con todas las cajas de fimo, libros, portátil, la máquina de pasta, la caja de moldes, buscando en las gavetas (en Canarias de llaman así a los cajones) algo con lo que experimentar (hasta las mallas de naranjas y de ajos), ... y les miro las caras, entre sorprendidos y aburridos, como diciendo "ahora toca ...". Pues eso digo, que a veces, cuando les enseño algo nuevo que he hecho, me miran como si estuviera un poco trastornada. Pero es que hay momentos en que la creatividad me sale por todos lados, y miro y remiro libros, revistas, internet, para averiguar maneras de hacer ésto o lo otro, o el motivo por el que ésto queda así y no asado ...
Después de esta reflexión, que sólo me sirve a mí, quiero mostrarles la pulsera de nudo que he hecho para mi compañera Carla. A juego hice un anillo en color celeste. Espero que le haya gustado, y que esté disfrutando de ella en sus merecidas vacaciones.

Esta pulsera es una copia de una que hice para mí, en colores más invernales, y luego utilicé los restos de los cabos de cuero para hacer un collar muy simple con nudos.



También mi amiga Rosi, la mamá de Laura, ha pedido que le haga una pulsera y un anillo con cintas de cuero azul. Espero que le guste mucho y que la disfrute.

Por el momento ha sido todo, pero preveo que se acerca un verano ajetreado a la par que caluroso.


Saludos a todos los que osan leerme y agradecer mucho a todos los que se atreven a comentar.

1 comentario:

Kanpala's Art dijo...

Hola guapa.
Tranquila, supongo que a muchas nos sucede lo mismo en algún momento. A mi marido también se me queda mirando un tanto flipao cuando me encierro a hacer mis cosillas con fimo.
Yo en mi caso si que tengo una de las habitaciones de casa destinadas para mi taller y me aislo por completo cuando estoy trabajando.
Seguro que a las destinatarias de tus trabajos les encantarán. Eso es lo que hace que lo que hacemos sea tan gratificante hasta el punto de que nuestra gente termine viendonos con caras de flipaos, jajajja. Allá ellos!!!
Besicos cielo y ánimo que podras con todos los pedidos a tiempo.