martes, 15 de mayo de 2012

Miniaturillas

Tan grande fue el éxito que obtuvo el colgante del Bote de Nubes, que me decidí a pedir unos botitos para hacer unos pendientes con ellos.

Utilizando varias placas de rayas que tenía confeccionadas, que asemejan pastillas de goma (gominolas) y bastones de regaliz, me decidí a hacer este conjunto de colgante y pendientes.

Curiosamente, y lejos de mi intención, ha gustado más a mis compañeras de trabajo de lo que tenía previsto.

Yo, que los preparé para disfrute de jovencitas, ahora, desde las que tienen veintitantos hasta las que tienen cuarenta y tantos, lucen "botitos con golos".

Bueno, también son jovencitas las de cuarenta y tantos. Por si alguna de ellas se ofende, debo hacer esta aclaración (y por mí también).

Y sus hijas, preguntando si no hay alguno para ellas.

Ya ven, ..." la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida", que diría la canción "Pedro Navaja"  de Rubén Blades.

El llavero es una petición de Carla, que se empeñó en que quería uno para las llaves de su nueva casa. No sé yo si resistirá lo suficiente, pero yo lo llevo como Pin en el móvil desde que hice el primero, y por el momento no ha sufrido ningún daño.
Si lo trata con el mismo cariño con el que yo lo hice, creo que durará muchos años.

Y para que se vean las dimensiones que tienen, he sacado esta foto junto a una moneda.

Besitos Dulces.

2 comentarios:

Diana dijo...

Me encantan estos botecitos!! son tan dulces!

Mª Reyes dijo...

Te han quedado muy graciosos. Besos