miércoles, 27 de febrero de 2013

Con restos



No sabía que hacer con unas piezas ya cocidas. O no me gustaba como habían quedado, o estaban previstas para pendientes y una de ellas se había chafado. Por lo que fuera, estaban relegadas en una caja plástica sin mucho futuro. Pero ¿cómo iba a ser eso? ¿desperdiciarlas? Jamás.
Tenía que buscarles una segunda vida, así que me dispuse a inventar.
 
Con un cutter hice un picadillo con algunas de ellas que combinaban, en la misma tonalidad y con arcilla blanca cruda formé unas bolas. Me puse en la palma de la mano el picadillo y la bola de arcilla y fuí envolviéndolas, haciendo presión para que se incrustaran en la bola blanca. Hice la perforación para ensartarlas en un bastón o en hilo de acero. Luego, se fueron al horno y éste es el resultado.
No se puede lijar, que es lo que más lata me da a mí, porque si lo haces, arrastras las piezas de color. Puedes darle un acabado con barniz, pero a mí me gustan así, con la textura natural de la arcilla.
 
Besitos Dulces.

5 comentarios:

Mª Reyes dijo...

Pues resulta que de una cosa que no te gustaba has sacado una preciosidad, me encanta el resultado. Besos

Reyes "El telar de mi abuela" dijo...

Precioso!!!

Laura (Izzy) dijo...

Pues te ha quedado bien mono!!

A mi también me gusta así con esa textura

Un abrazo

AS Style & Design dijo...

Super bonita la combinación en rosa y blanco!! Nos gusta mucho!!
Besos

Alicia & Sofía
http://asstyleanddesign.blogspot.com

Laura (Izzy) dijo...

Hola guapi!!

Tienes un doble premio en mi blog!

Pásate a recogerlo cuándo puedas!

Besis