miércoles, 25 de julio de 2012

¿Un refresco?


Ahora que hace tanto calor, y hay que hidratarse tanto por fuera como por dentro, el consumo de refrescos aumenta. He de decir que a mí me gusta especialmente el agua del tiempo, pero cuando calienta la calle, y nos llega el polvo sahariano, alguna piedrita de hielo cae en el vaso.

Mi hijo es como yo, sólo le gusta el agua, pero la niña es diferente: le gustan los refrescos (como a mi marido). Por eso, en la cesta de la compra, siempre va alguno (para él de dieta, por supuesto).

Esta pulsera se lleva muchas etiquetas de refresco, 10 nada menos. De cada una de ellas se sacan dos piezas de la pulsera. La empecé hace varias semanas y no conseguía la longitud adecuada, así que la aparqué hasta que finalmente, se produjo el inevitable aumento en el consumo de refrescos en casa, y pude acabarla.

Besitos Dulces.

1 comentario:

Kanpalasart Claudia Cantillo Palacios dijo...

Jajajajaja suele suceder con las que reciclamos, aumenta el consumo de revistas, refrescos, botes de plastico, etc. En fin...
Te ha quedado estupenda la pulsera y los colores superchulos.
Besines.